Bebés

¡Qué felicidad! ¡Por fin ha llegado el nuevo miembro de la familia! Ahora es cuando más crecen y cambian. Son momentos que no se repetirán. Os recomendamos que programéis la sesión de recién nacidos entre 6 y 17 días después de haber dado a luz. Para ese tiempo ya se han suavizado los rasgos de los primeros días y normalmente duermen lo suficiente como para hacer esas preciosas fotos que has visto en muchas revistas, pero que ahora son de tu bebé. ¡Reserva tu sesión antes de que crezca más y se pase la oportunidad!