Siempre vamos los dos. Somos un equipo y cada uno de nosotros aporta su visión sobre el evento a fotografiar

Para pequeños eventos normalmente en una semana o menos tendremos listas las fotos en formato digital y para grandes eventos, como bodas, menos de tres semanas. Para las copias impresas o álbumes, habría que añadir un par de semanas.

Sabemos que las fotos son importantes para vosotros y queremos que las tengáis cuanto antes, así que haremos todo lo posible para que así sea.

En una boda se suelen hacer miles de fotos, pero hay que descartar muchas fotos por diferentes razones, por ejemplo, las que salen con los ojos cerrados, las que uno mira a cámara y el otro no, las que salen invitados cruzando delante de la cámara… y por supuesto todas aquellas en las que no estéis ESPECTACULARES. Para una boda os aseguramos un mínimo de 300 fotos, pero normalmente son más.

Normalmente en un álbum de boda se incluyen unas 100 fotos, así que con las fotos que te entregamos, podrías hacer más de 3 álbumes diferentes sin repetir ninguna foto.

Para eventos más pequeños, puedes contar con un mínimo de 30 fotos, pero que con toda seguridad serán más.

Eso no sería una buena idea, y permítenos explicarte el porqué. Si vas a un buen restaurante y pides un pescado, esperas calidad y también una cantidad de comida más que suficiente para no quedarte con hambre. Pero no esperas que aparte del plato, el camarero o cocinero te enseñe lo que ha desechado del pescado que te servido… De igual manera, solo servimos las fotos de mayor calidad para el disfrute de los retratados, sus amigos y familiares. También tendréis suficientes fotos como para hacer un álbum, un slideshow, compartir en redes sociales, etc…  Además, si alguna por error se colara una de las fotos que habría que haber descartado, quizás alguien pensaría que las fotos pues… tampoco son gran cosa, que no ibais tan guapos y elegantes o que el fotógrafo era bastante mediocre…. así que, seguro que ahora entendéis mejor porqué no es buena idea tener toooodas las fotos 😉

En el improbable caso de que tuviéramos un accidente o pasara algo grave, no os preocupéis que tenemos amigos, que son grandes profesionales de la fotografía que se encargarían de vuestro evento sin ningún problema.

En el caso del equipo, tenemos un mínimo de 3 cámaras en cada evento, así como reserva de flashes, tarjetas de memoria y otros enseres por si acaso sucediera algo, tener una reserva y poder continuar sin problemas… así qué, FELIZ BODA!!!

¡Por supuesto! Tenemos nuestra base en el centro de la península, pero nos encanta viajar y vamos donde tu vayas a celebrar tu boda, no importa di es en España o en el extrajero.

Como viajamos con frecuencia para trabajar en diferentes proyectos, no nos es práctico el tener un estudio. Normalmente nos reunimos con los clientes en un lugar cercano a ellos y los invitamos a un té o café para poder conversar tranquilamente y así poder enseñarles nuestro trabajo, conocernos un poquito y responder a sus preguntas.